10 de junio de 2007

Cuentos Compartidos

Durmió la tarde, desnuda sobre la ventana, afuera nadie, ni luces ni palomas blancas, no juega el viento, no se platican las campanas, todo silencio, si tú me faltas...
Si tu me faltas, la lluvia llorará conmigo, y calle abajo de los portales enemigos, salen al paso, me acosan antes que el olvido, sueños descalzos por el camino, por el camino...
Todos tenemos un amor, un tiempo para dar, un ciclo,estamos solos otra vez, o siempre como en el principio,dame tu mano, vuela conmigo,seremos soledades y Cuentos Compartidos.
Durmió la tarde y entre su sueño dio contigo, cuando llegaste, la luna tuvo algún sentido, no soy de nadie dijiste para estar conmigo, si es por amarte todo lo olvido, todo lo olvido...
Todos tenemos un amor, un tiempo para dar, un ciclo,estamos solos otra vez o siempre como en el principio,dame tu mano, vuela conmigo, seremos soledades y Cuentos Compartidos.

Alejandro Filio

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aisssss campanilla!!!!, para variar cada cosita que haces está impregnada de una magia especial, como este pedacito de blog. Muchas gracias por cada trocito de ti que entregas a los que tenemos el placer de conocerte y que te queremos. No cambies nunca y ojalá podamos disfrutas de tus cuentos y tu risa toda la vida. Te quiero mucho.

Una Peke desde el sur.

Luna Lunera dijo...

Hola Campanilla,
No quería dejar pasar este momento sin escribirte algo, a tí compañera de este primer año tan especial, el primero de muchos; y por tu sonrisa y tu forma de ser te regalo (con el permiso de Walt Whitman), este poema, para que te acompañe en tu viaje.
Besotes gordotes.

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

Walt Whitman; Versión de: Leandro Wolfson

Campanilla dijo...

¡Luna lunera! Con tu permiso y el de Walt Whitman ;) enlazaré tu poema a cuentos y leyendas. No puedes ser otra más que mi COMPAÑERA, aquella que versa: Usted sabe que puede contar conmigo... y ha sido una suerte haber contado contigo, compartir nuestras dificultades y repartir nuestros pequeños éxitos...y los que nos quedan todavía! Es por eso que hago fuerza y le pido al Universo que te deje donde estás, porque no solo aprendo mucho a tu lado, sino que me siento muy acompañada. Juntas nos reímos de la rivalidad en nuestro trabajo y desafiamos eso que llaman "Calidad"... tenemos mucha guerra que dar y juntas es mucho más divertido!
¡Un besote!