5 de julio de 2007

Con un beso, y un abrazo

Hola blogueros...¿se dirá así?... Hola, habitantes de la globosfera :) Esta semana ha sido realmente difícil, hace una semana que escribí "Día Histórico por el Reconocimiento de la LSE" y parece que era un preludio de lo que vendría después. Llevo una semana ansiosa por escribir, por soltar la angustia, la rabia a ratos, la desazón ( molestia o inquietud del ánimo) que tengo dentro. Pero no era capaz; tanto dejé que me afectaran sus palabras (las de ese pedagogo intransigente) que tras la discusión del viernes he estado vagando por pensamientos negativos y sentimientos de inseguridad e incertidumbre. La discusión fue un jaque a mi autoestima, supongo que porque ya la traía algo flojita desde atrás. Un fin de semana bastante nefasto, convirtió el jaque en jaque mate. Pero entonces llegaste tú con un beso y un abrazo.

El sábado en la noche no pude dejar de llorar, pero el domingo salió nuevamente el sol y cuando se estaba poniendo viniste tú, la primera, con un fuerte abrazo y algo de cena para dos; ella llegó el lunes con aire desenfadado y un buen café; el martes llegaron ellos con un abrazo, muchas lindas nostalgias y un cd de Benedetti; el miércoles llegaron ellas, las tres marías con su bebé a regalar sonrisas, confianza y estabilidad; aunque no lo sepan, aunque nunca se los haya dicho, con el tiempo me he dado cuenta de que forman parte del "Siempre puedes contar con nosotras", quizás porque soy la más "niña" de todas... así que yo me esfuerzo por cumplir el trato que reza Benedetti; por último hoy llegó ella, la gran desconocida, me silbó para llamar mi atención y darme un beso y un abrazo; sin cruzar apenas palabras, pues tan solo se alegraba por verme, y francamente, yo a ella también... Sólo faltas tú, que seguro llegarás mañana, sin demoras, sin excusas y con los brazos abiertos para recibirme..., y así con el paso de los días, y con un beso y un abrazo de tu parte, la de él y la de ellas el jaque mate va camino de ser una batalla perdida en la memoria, y el inicio de otra batalla, de esta lucha que es la vida, que seguro con la ayuda de ustedes seré capaz de remontar... con sus "besos" y sus "abrazos"...

"Me aplastó el crujir de una locomotora,
me quedé como una línea en el espacio,
me barriste sin querer con una escoba,
me salvaste con un beso...y un abrazo"
Pedro Guerra
Wendy

4 comentarios:

Marta dijo...

Preciosa Niña Perdida, te prometi que serías mi promer comentario en la blogosfera y creo que no encontraré mejor ocasión que esta, después de verte, tenerte cerquita aunque sólo fuese un rato y tener que alejarme de nuevo. Ya sabes lo que dicen, que después de la tormenta llega siempre la calma y estoy segura de que tu calma irá llegando poquito a poco y con la ayuda de todos de quienes hablas y otros de quienes quizá no hablas pero que están ahi tb para ti...
Nunca hay que venirse abajo porque siempre tendrás manos que te ayuden a levantar..
Desde Madrid...millones de besos que no me dio tiempo a darte

Anónimo dijo...

...miles de besos desde Mauritania...y los miles de abrazos espero que sean en persona... Cuidaté mucho, linda.
(ali)

la pinta, la niña y la sta maria dijo...

Niña, me conmueves y eso, en mi caso, es decir bastante... Hablaremos de esto
Un beso

Leni dijo...

No sabía que tan cerca de mi tenia una poeta... y yo con mis torpes intentos debería haberte pedido permiso antes. En fin que me gusta mucho lo que escribes y como lo escribes y que siempre contaras con cafes con aires desenfadados que son los aires que mejor me van. Todo el mundo los necesitas y con los tuyos siempre se cuenta, Gracias!