18 de agosto de 2008

Cosas que aprendes viajando en tren...

... cruzando los Alpes, con el olor a madera recien cortada y el ritmo del traqueteo del vagon, y mucho tiempo para pensar en uno mismo, recuerdas la moraleja de un cuento suffi que lei hace muchos anos en donde aprendias que las heridas provocadas por la gente a la que quieres deben ser escritas en la arena para que el tiempo pueda borrarlas facilmente, lo que duele mejor no tallarlo en piedra pues duraria eternamente, por eso retiro el post Hasta que la muerte nos una de mi blog, de mi espacio, de mis escritos, de mis cuentos compartidos, porque aunque necesite muchas veces compartir mi alegria o mi dolor me niego a que este quede tallado en piedra...

Confianza y polvo de hadas

Campanilla

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque no soy quien para juzgar tus actos ni tus acciones, creo que es un gran acierto que hayas quitado ese texto de tu blog,en mi humilde opinión no va ni en tu esencia ni en tu alma.
Errar es humano.

Anaga

Zaya dijo...

totalmente acertada :) sigue volando campanilla...

besos!